Huracanes y ciclones: cómo prepararnos para su impacto

Introducción

Los huracanes y ciclones son fenómenos naturales que pueden ser peligrosos y potencialmente mortales. Desde hace tiempo, estos eventos han afectado a muchas partes del mundo, por lo que es importante estar preparado para su impacto.

¿Qué son los huracanes y ciclones?

Los huracanes y ciclones son tormentas tropicales que se forman en los océanos con vientos que pueden llegar a superar los 120 kilómetros por hora. Los huracanes se forman en el Océano Atlántico y Pacífico Oriental, mientras que los ciclones se forman en el Índico y el Pacífico Occidental.

¿Cómo se forman?

Los huracanes y ciclones se forman cuando una masa de aire cálido cerca de la superficie del oceáno es impulsada hacia arriba por la entrada de aire más frío, lo que da como resultado una baja presión. El aire cálido y húmedo asciende y se condensa, liberando calor y creando una zona de convergencia. Una vez que se crea esa zona, la rotación del planeta, la humedad y el calor del agua permiten que el sistema de tormentas se desarrolle y se fortalezca.

¿Cómo se clasifican?

  • Tormenta tropical: vientos sostenidos de 63 a 118 km/h
  • Categoría 1: vientos sostenidos de 119 a 153 km/h
  • Categoría 2: vientos sostenidos de 154 a 177 km/h
  • Categoría 3: vientos sostenidos de 178 a 209 km/h
  • Categoría 4: vientos sostenidos de 210 a 249 km/h
  • Categoría 5: vientos sostenidos mayores a 249 km/h

Preparándose para un huracán o ciclón

1. Mantener la calma

Es importante mantener la calma en todo momento. Crear un plan de emergencia con anticipación puede ayudar a reducir el estrés en una situación crítica.

2. Planificar con anticipación

Antes de que se anuncie el huracán o ciclón, asegúrese de tener una lista de verificación de los suministros necesarios que incluya alimentos, agua, medicamentos y suministros de primeros auxilios. Asegúrese de tener suficiente suministro para al menos 72 horas. Además, asegure su propiedad contra huracanes o ciclones, y configure sistemas de seguridad para proteger su hogar.

3. Conocer la ruta de evacuación

Conozca la ruta de evacuación a la que se dirige, asegúrese de tener suficiente combustible en su coche y de que su coche esté en buen estado de funcionamiento. Asegure lugares para mantenerse a salvo.

4. Mantenerse informado

Manténgase informado acerca del huracán o ciclón escuchando las alertas y las actualizaciones del clima en la televisión, la radio y los sitios web de meteorología. Familiarízate con los términos utilizados en las distintas categorías de los huracanes o ciclones para estar al tanto de los cambios y las medidas necesarias.

5. Mantenerse a salvo durante el huracán o ciclón

  • Evite las ventanas y quédese en el interior, idealmente en un sótano
  • Almacene agua en su bañera si se va el agua
  • Si hay tiempo, fije los muebles o saque los elementos peligrosos del exterior
  • Use el teléfono solo en caso de emergencia

Conclusion

Los huracanes y ciclones pueden causar daños significativos cuando no se está preparado para su impacto. Al prepararse con suficiente anticipación, se puede reducir la cantidad de estrés para los implicados, mantener a las personas seguras y proteger la propiedad. Asegúrate siempre de estar informado y tomar las medidas adecuadas en cada categoría de los huracanes y ciclones.