Terremotos: ¿cómo se miden y cómo nos afectan?

Introducción

Los terremotos son un fenómeno natural que ha afectado la Tierra desde su formación. Sin embargo, a pesar de ser un evento de gran magnitud, muchos no comprenden cómo se miden y cómo pueden afectarnos. En este artículo, explicaremos en detalle cómo se miden los terremotos y cómo pueden afectar a la población.

¿Qué son los terremotos?

Los terremotos son movimientos bruscos de la corteza terrestre que se producen por la liberación de energía acumulada en las placas tectónicas. Las placas tectónicas son enormes bloques de la corteza terrestre que se mueven constantemente. Cuando se produce un deslizamiento o un desplazamiento entre dos placas, se libera gran cantidad de energía que, en forma de ondas, se propaga a través de la corteza terrestre, produciendo el terremoto.

¿Cómo se miden los terremotos?

Escala de Richter

La escala de Richter es la forma más común de medición de terremotos. Fue desarrollada por Charles Richter en 1935 en California. La escala mide la energía liberada en un terremoto en una escala logarítmica desde 1 hasta 10. Un terremoto de magnitud 1 es muy débil y difícilmente se percibe, mientras que un terremoto de magnitud 10 es extremadamente violento y puede destruir ciudades enteras.

  • Terremotos de magnitud menor de 2.0 generalmente no son percibidos por las personas.
  • Terremotos de magnitud 2.5 o mayores pueden ser experimentados por las personas, pero rara vez causan daños.
  • Terremotos de magnitud 5.0 o mayores pueden causar daños significativos en áreas pobladas.
  • Terremotos de magnitud 7.0 o mayores pueden causar daños generalizados y graves.

Escala de Mercalli

La escala de Mercalli mide la intensidad del terremoto en función de los efectos que produce en la población y en las estructuras. Esta escala no mide la energía del terremoto, sino su impacto en el medio ambiente y las personas. La escala va de I a XII, siendo I la intensidad más baja y XII la más alta.

  • Intensidad I: Perceptible sólo por algunos animales.
  • Intensidad II: Solo lo perciben algunas personas.
  • Intensidad III: Lo perciben varias personas en movimiento o en reposo.
  • Intensidad IV: Se despiertan a algunas personas durante la noche.
  • Intensidad V: Despiertan a la mayoría de las personas y se sienten en estructuras pequeñas.
  • Intensidad VI: Causa un ligero daño en estructuras y objetos.
  • Intensidad VII: Causa daños en estructuras débiles y agrieta paredes y chimeneas.
  • Intensidad VIII: Causa daños en estructuras y desmoronamiento de chimeneas.
  • Intensidad IX: Causa daños graves en edificios y destrucción de estructuras.
  • Intensidad X: Causa daños muy graves y la destrucción casi total de estructuras.
  • Intensidad XI: Destrucción total de estructuras y la mayoría de las estructuras se derrumban.
  • Intensidad XII: Destrucción generalizada y fallas en la superficie de la Tierra.

¿Cómo pueden afectar los terremotos a la población?

Los terremotos pueden producir una gran cantidad de daños y pueden afectar significativamente a la población. Los efectos más comunes de los terremotos son: destrucción de edificios y estructuras, pérdida de vidas humanas, interrupción de servicios básicos como el suministro de agua y de electricidad, y la interrupción de la economía local.

Daños en edificios y estructuras

Los terremotos pueden destruir edificios y estructuras, causando daños graves e incluso la pérdida de vidas humanas. Los edificios pueden colapsar debido a la falta de acondicionamiento sísmico, lo que significa que no están diseñados para soportar terremotos. Esto es especialmente común en países donde no hay leyes de construcción sísmica.

Pérdida de vidas humanas

Los terremotos pueden producir una gran cantidad de pérdidas humanas. Esto puede deberse a la falta de preparación o educación sobre cómo actuar durante un terremoto. Las personas pueden quedar atrapadas bajo estructuras colapsadas o ser aplastadas por objetos que se caen de los edificios.

Interrupción de servicios básicos

Los terremotos pueden interrumpir los servicios básicos como el suministro de agua y de electricidad. Esto puede deberse a fallas en las líneas de energía y de agua o a la falta de personal capacitado para resolver los problemas en los sistemas de suministro. Además, la interrupción de la economía local puede ser la consecuencia de la destrucción de estructuras y edificios, lo que podría generar problemas a nivel nacional.

Conclusión

Los terremotos son un fenómeno natural que requiere preparación y educación por parte de la población. Es importante que las personas estén informadas sobre cómo actuar durante un terremoto y estén preparadas para todas las posibles consecuencias. La educación y la preparación sísmica son elementos fundamentales para minimizar los posibles efectos negativos de los terremotos y continuar el desarrollo sostenible de las poblaciones afectadas.